Blinda tu tarjeta de soltera cuando te cases

Este artículo es una aportación de Beatriz Loaiza una lectora asidua en nuestra página, quien amablemente nos envió su experiencia donde nos comparte su reflexión sobre el uso de sus tarjetas de crédito y las diferencias que la vida le ha enseñado existen desde que era soltera y ahora que está casada. Aunque pareciera que no debería haber diferencia por su estado civil, la realidad es que hay forma de proteger a la esposa, en especial cuando se dedica al hogar y no tiene un ingreso fijo.

Después de terminar la universidad y graduarme, comencé a trabajar en una empresa donde tenía un buen sueldo, por lo que en poco tiempo tuve la oportunidad de obtener mi primer tarjeta de crédito siendo soltera con un ingreso fijo.

Siempre me preocupé por tener un buen historial crediticio, por eso no me excedía de mi límite de crédito, nunca dejé de pagar de forma puntual y no me atrasaba en mis fechas de corte y fechas límite de pago. Con el paso del tiempo obtuve más tarjetas de crédito para “jugar” con las fechas de corte y poder financiarme más tiempo en cada compra.

Al casarme pensamos en quedarnos solo con las tarjetas de crédito necesarias, por lo que quise conservar al menos una tarjeta para poder usarla, tal vez por nostalgia o por “cariño” decidí quedarme con la que fué mi primer tarjeta de crédito; además mi marido y yo acordamos que me quedara con la que no tuviera anualidad (en ese entonces todavía existían las Tarjetas sin anualidad de por vida), de esta forma podría conservar la tarjeta de crédito que tenía desde soltera, sin que fuera un gasto adicional al pagar la anualidad.

Algunos años la usé y me manejaba con ella, hasta que me enteré de la experiencia de una comadre:

Resulta que ella, al igual que yo, tenía una tarjeta de crédito donde era titular y que consiguió estando soltera y la continúo usando ya casada.

Ella utilizaba de forma indistinta la tarjeta donde era la titular y también la tarjeta de su marido, donde ella era adicional. En la suya manejaba cantidades considerables, pero siempre cuidando su historial crediticio. Ella era ama de casa y vendía por catálogo, por lo que utilizaba su tarjeta de crédito que tenía desde que estaba soltera para pagar lo que compraba, con la intención de hacer su propio historial y que el banco viera que era cumplida en sus pagos y que le fueran subiendo su límite de crédito.

Desgraciadamente, muere su esposo de un paro cardiaco fulminante, dejándola viuda con 3 hijos.

Las deudas que estaban a nombre de su marido, como su hipoteca y algunas tarjetas de crédito, pudieron ser canceladas gracias a su buen historial y al seguro de vida que cancela el saldo en caso de fallecimiento del titular. Por lo que al  morir el esposo, se pudo aplicar el seguro y el saldo quedó en ceros y se canceló la tarjeta.

Pero el problema vino con la deuda que tenía en  su tarjeta de crédito, la que tenía desde soltera y que estaban a su nombre como titular; no pudo cancelarla, pues su esposo no tenía nada que ver en esa cuenta y no había seguro que aplicar.

Así que tuvo que reorganizar su vida, no solo en la parte emocional por la pérdida de su esposo, sino también en la parte económica haciendo frente a las deudas. Por lo que estuvo pagando durante varios años para poder liquidas esas deudas, pero no sin pasar por muchos apuros económicos y hacer sacrificios en sus gastos de familia para ir bajando ese saldo.

Por eso, desde ese entonces solo utilizo mi tarjeta de crédito para los gastos que no sean de montos altos y de forma eventual, para que en caso de que mi esposo llegara a faltar, al menos quedar sin deudas (dice mi esposo que vale más muerto que vivo, pero la verdad es que prefiero tener deudas y él a mi lado).

Actualmente tengo mi tarjeta de crédito de soltera, que aunque ya pagamos anualidad, pensamos que es necesario que tenga mi propio historial teniendo una tarjeta a mi nombre, y poder utilizarla en caso necesario ante cualquier eventualidad. Porque como soy Ama de Casa,  no tengo un ingreso fijo, lo que haría mucho más difícil que me otorguen una nueva tarjeta de crédito si cancelo la que tengo.

Así que hasta ahora la tengo y no la cancelaré para conservar mi historial pero solo para eventualidades y seguiré utilizando la tarjeta de mi esposo de forma regular.

 

Blinda tu tarjeta de soltera cuando te cases was last modified: febrero 9th, 2017 by Antonio H.