Cuidado con los Créditos en Cajero Automático

Cada día es más frecuente que al retirar dinero en un cajero automático, te aparezca una leyenda que te indica que tienes un crédito preaprobado y que solo necesitas darle que “SI” para que en 24 o 48 horas te lo depositen en tu cuenta de ahorro o de nómina.

Parece tan tentador y tan simple, que no puedes negarte… ¿no te parece?

Debido a tu excelente manejo de cuenta, eres de los  afortunados a los que se les autorizó este crédito . Aprovéchalo !!”, dice la leyenda para que te animes.

Quién puede resistirse a un halago como ese!! se siente muy bien, pues parece que eres importante y que el banco te toma en cuenta.

La realidad es que el banco vive de los intereses y “le urge” colocar créditos.

No importa si puedes o no pagarlo, ellos quieren que lo aceptes, para que el ejecutivo pueda cobrar su comisión y después verán cómo te cobran.

Ese tipo de créditos pre-aprobados de cajeros automático son de los más caros del mercado, basta con revisar el CAT.

Además el término “pre-aprobado” es engañoso; realmente NO significa que es seguro que te den el crédito si lo solicitas.

El banco te hizo la oferta revisando un poco tu historial con ellos, pero todavía se reserva el derecho de negártelo cuando trates de canjearlo. Usualmente ésto se  indica en las letras pequeñas.

Aunque tus posibilidades de aprobación son altas, puedes encontrarte con algún inconveniente que produzca el rechazo del crédito.

Recuerda que falta que el banco verifique tu historial en Buró de crédito con el historial crediticio de todos los bancos y casas comerciales.

Si dejaste de pagar algo o en el inter o pediste un nuevo crédito que redujo tu capacidad de pago, pueden decirte que no te dan el crédito que tenías pre-aprobado en el cajero automático.

Siempre hay que analizar bien la situación y NO dejarse llevar por la emoción del momento.

Todavía Recuerdo cuando recién obtuve mi primer crédito hipotecario por 1,200,000 pesos en Scotiabank, estaba feliz con “mi casa” (aunque en realidad era de banco, pues le debía hasta la risa).

Un par de meses después, recibí una llamada de un ejecutivo del banco donde me indicaban que habían autorizado una linea de crédito Scotialine de 280,000 pesos exclusiva para mi “por ser un excelente cliente del banco“, para usarla cuando yo quisiera.

Al principio me pareció muy buena opción, no sé ni por qué pensé eso, tal vez porque primero te halagan y luego te ofrecen el crédito, pero la realidad es que me hizo sentir importante.

A los pocos minutos recuperé la cordura y pregunté:

  • ¿Qué tasa de interés tiene el crédito?solo 3.5% mensual-me repondió-  oiga pero eso son 42% de interés anual – le dije
  • Bueno si, pero conforme lo use y lo pague puntualmente la tasa bajará mes a mes (no me dijo que bajaba como 0.01 puntos mensuales, eso lo averigué después).
  • ¿y tiene algún otro costo?solo una anualidad de unos 2,000 pesos.
  • cuánto tendría que paga mensualmentesolo el 5% de lo que deba en eses mes.

En ese momento me detuve y le dije, “NO gracias“,

Por qué no… ah cómo son aferrados los vendedores!! (entiendo que es su trabajo, pero si me llega a molestar su insistencia)

  • Porque una tasa del 42% es muy alto y un pago de 2,000 pesos por una anualidad no me parece bien.
  • Además si llego a usar la linea de crédito, ¿cómo voy a pagar la hipoteca más la mensualidad de la linea de crédito?.
  • Además de eso, me parece poco lógico de parte de banco que a una persona le den un crédito hipotecario con un pago mensual de 12,000 pesos y luego te ofrezcan una linea de crédito de hasta 280,000 pesos.

Supongamos que uso los 280,000 pesos de mi linea de crédito Scotialine… el 5% representaría un pago de 14,000 pesos mensuales que sumados a mi hipoteca, serían 26,000 pesos.

Si llegara a llenar la linea de crédito, NO habría forma de mantener a mi familia y pagar esos 26,000 pesos cada mes y menos con tasas del 42%.

Aunque tener un respaldo crediticio para emergencias es importante, siempre habrá más y mejores opciones.

Sería muy tentador y a la vez una tontería usar la linea de crédito con esas condiciones, sabiendo que no podré pagarlo.

Exactamente esa misma situación es la que se debe tomar en cuenta al momento de decidir si se autoriza un crédito en un cajero Automático o no.

Mi recomendación es que NO decidan en el cajero si quieren el crédito, lo mejor es ir a la sucursal y preguntar todas las condiciones del crédito, ir a casa y analizar con calma si conviene o no ese tipo de crédito o es mejor buscar otra opción.

En el cajero no te dicen cosas como:

  • ¿Es tasa de interés fija o variable?
  • ¿Se pueden hacer abonos a capital sin penalización?
  • ¿Los pagos son fijos o van subiendo?
  • ¿A cuántos meses es el crédito?
  • Etc, etc, etc.

Por eso es mejor ir a la sucursal, aclarar todas las dudas e incluso pensar si realmente necesitas el dinero o si solo es un capricho momentaneo que te meterá en muchos problemas.

Piensa qué pasaría si no compras eso para lo que quieres el crédito…. si la respuesta es nada, entonces NO lo compres, pues no lo necesitas y solo te meterás en problemas“.

 

Cuidado con los Créditos en Cajero Automático was last modified: octubre 5th, 2017 by Antonio H.