Ahorro o Inversión

Cuando hablamos de Ahorro o Inversión, generalmente los usamos como sinónimos, pero la verdad es que aunque ambos son formas de guardar dinero, en realidad son conceptos distintos. De hecho la Inversión es una consecuencia de haber ahorrado dinero, ya que para invertir es necesario primero ahorrar.

El Ahorro  es una cantidad de dinero, que guardamos para hacer uso de él de manera posterior. El ahorro se hace sacrificando los gastos no indispensables de hoy, para poder usar ese dinero ahorrado en algo indispensable (desempleo, etc) en un futuro. Y sirve para dar seguridad para las necesidades futuras o para comprar un bien o servicio que no podemos comprar al día de hoy.

Algunos le tienen “miedo” a los Bancos y prefieren hacer su ahorro debajo del colchón, en una alcancía banco, o incluso en una caja fuerte de su propiedad; aunque hace tiempo el temor podría tener fundamentos, desde hace ya varios años, no hay razón para tenerle miedo a guardar el dinero en los bancos, porque el ahorro está protegido por el IPAB y no hay riesgo alguno de perderlo.

De hecho al tener dinero ahorrado en un banco, también estamos generando historial bancario, mismo que nos permitirá accesar a más y mejores instrumentos financieros.

Dos de los elementos claves del ahorro son la disciplina y la constancia:

Disciplina para revisar nuestras finanzas personales, buscando maximizar los ingresos y minimizar los egresos; además de definir los momentos en que necesitaremos utilizar el dinero ahorrado.

Constancia para guardar de forma continua y sin falta, el dinero que definamos para el ahorro. Si definimos guardar 100 pesos o 5,000 pesos cada mes, debemos considerarlos como un gasto fijo y hay que descontarlo de forma automática de los ingresos y guardarlo donde definamos.

Ahorro es guardar dinero durante un tiempo par utilizarlo en la compra de un bien o un servicio en un determinado tiempo, generalmente a corto o mediano plazo; en cambio la  inversión está destinada a  hacer crecer nuestro patrimonio.

Los instrumentos de ahorro que ofrecen los bancos tienen rendimientos (intereses) bajos, y en la gran mayoría de los casos es mejor a la inflación, lo que quiere decir que si dejamos el dinero guardado en una cuenta de ahorro, al cabo de los años  el dinero irá perdiendo su valor, y ya no podremos comprar lo mismo con 10,000 de hoy que con 10,000 dentro de 5 años.

Una Cuenta de ahorros ofrece un rendimiento bajo, pero tiene un nulo riesgo; si se pone el dinero a plazo fijo, nos darán un poco más de interés por el dinero, pero no podremos tomar el dinero hasta que se cumpla el plazo fijo (forzoso) en que nos comprometimos a dejar el dinero (1 mes, 6 meses, 1 año o mas).

Es ahí donde entra la Inversión ya que su objetivo primordial es hacer crecer el dinero para incrementarlo por niveles superiores a la inflación, tener mejores rendimientos que con el  Ahorro, pero con mayor disponibilidad que un Pagaré o Plazo Fijo.

Ahora bien, hay un principio básico en la Inversión que dice “a mayor rendimiento, el riesgo se incrementa” esto quiere decir que cuando una inversión ofrece rendimientos muy atractivos, tiene el riesgo de  perder algo de dinero en el camino; por alguna caída de la bolsa, una devaluación, la quiebra de alguna empresa o problemas financieros en un país.

El problema es que con tantas opciones que actualmente hay en el mercado, hay que saber que muchas inversiones no justifican el riesgo.

Decíamos que en el ahorro no hay riesgo de perder tu capital, ya que el rendimiento es fijo. En cambio en las inversiones se toma algún grado de riesgo a cambio de un rendimiento mayor, que es incierto. Por eso los frutos de las inversiones se van a largo plazo.

La disponibilidad también varía, pero las inversiones prefieren tener disponibilidades más restringidas para generar mayores rendimientos.

El carácter de cada persona es distinto, y su entorno y necesidades financieras y económicos también lo lo son, por eso se debe analizar con cuidado las características de cada persona y sus expectativas; cuidado de definir claramente el momento en que se pretende utilizar el dinero, para definir qué instrumento de inversión conviene más.  ¿Te gusta mucho el riesgo o prefieres estar seguro? ¿Cuánto es el capital del que dispones? Y más importante, ¿cuáles son tus objetivos para ese dinero?

En resumen debemos saber que en el ahorro tienes mayor seguridad de que tu dinero no se reducirá, pero tendrás un menor rendimiento; por el contrario en una inversión, tu dinero generará mayor rendimiento, pero tiene mayor riesgo de reducirse en caso de una crisis económica o debes tenerlo a un plazo fijo, lo que impide que lo puedas “tocar” en caso necesario.

POR DESGRACIA los Mexicanos somos muy desesperados y tenemos el sueño de hacernos millonarios en unos días y si es posible en horas. Por eso es frecuente que caigamos en la tentación de entrarle al negocio que nos ofrece un amigo de mi amigo y que me promete dar  5% de rendimiento al mes (60% al año), o meter el dinero a inversiones de cajas de ahorro, o invertirlo con un amigo, el cual nos promete darnos rendimientos altísimos en unos meses, porque encontró un gran negocio.

Lo que debemos saber es que cuando una inversión ofrece rendimientos muy altos (sea en la bolsa, un amigo o una caja popular) el riesgo de perder nuestro dinero es alto. Aunque nos digan que es algo seguro. Por eso piensa no 2 sino hasta 3 veces antes de invertir tu dinero cuando los rendimientos que te ofrecen son muy superiores a los que hay en el mercado.

Diferencias entre ahorro e inversión
Ahorro Inversión
Objetivo Emergencias o necesidades a corto plazo Crecimiento del capital a largo plazo
Productos típicos Depósitos a plazo,
libreta ahorro vivienda, cuentas a la vista de alta remuneración.
Renta fija (letras, bonos, obligaciones), Renta variable (acciones),Fondos de inversión, Derivados.
Nivel de Riesgo Ningún riesgo de perder el capital – hasta cierto límite . Depende del producto
Tipo de rendimiento Intereses Intereses, dividendos, revalorización del capital
Ventaja principal El dinero está seguro y fácilmente disponible en caso de necesidad, se sabe el tipo de interés que se va cobrar. Existe gran variedad de productos con diferentes combinaciones de rentabilidad y riesgo que permiten a cada persona elegir el producto que se mejor se adapte a sus necesidades y preferencias
Mayor inconveniente Menor rentabilidad – a veces menor que la tasa de inflación. Existe riesgo. Se puede no conseguir la rentabilidad esperada e incluso perder el capital invertido.

 

Cuando invierte en productos como acciones, bonos, fondos y bienes raíces, estas inversiones no están aseguradas por el IPAB. Pero también puedes ganar mucho más dinero de estas inversiones.

Cuando quieras ahorrar debes:

  • Verificar que la institución en la que guardes tu dinero esté debidamente registrada ante la CONDUSEF o la PROFECO.
  • Establecer una meta de ahorro, definiendo cuánto dinero vas a guardar en esa cuenta y con qué frecuencia lo vas a depositar.
  • Buscar que el instrumento donde guardes tus ahorros te dé un rendimiento lo más próximo a la inflación.
  • Los ahorros a plazo fijo ofrecen un mayor rendimiento, pero no permiten depositar o retirar dinero hasta el final del plazo.

Cuando quieras guardar tu dinero en una Inversión debes:

  • Verificar que la institución esté debidamente registrada ante la CONDUSEF o la PROFECO.
  • Definir tus posibilidades de inversión considerando la disponibilidad de recursos, el tiempo que puedes comprometerlos y tu necesidad de recuperación.
  • Define lo que invertirás con base a la liquidez y riesgo anteriores, para evitar que las necesidades de dinero te obliguen a retirarte de una inversión a un corto plazo, porque hacerlo en el momento en que el valor de las acciones esté bajo, generará una minusvalía de tu dinero.
  • Investigar el riesgo de cada instrumento y disminuirlo.
  • De acuerdo con su estrategia de inversión-riesgo, selecciona el mejor instrumento. Se recomienda asesorarte con un especialista.
  • NO pongas todo tu patrimonio en un solo instrumento: selecciona un menor porcentaje para instrumentos de mayor riesgo y una mayor instrumento para los de menor riesgo, así minimizas los impactos negativos.

Con toda la información anterior, podemos concluir que al depositar tu dinero en un banco, tu dinero acumula intereses, pero crece de una forma más lenta que si lo invirtieras; además de que podría perder su valor al paso del tiempo por el efecto de la inflación, lo que  quiere decir que podrás comprar menos cosas con el dinero que tienes guardado.

Por eso es importante, informarnos y preguntar sobre las diferentes opciones que hay para invertir, pero sobre todo, DUDAR de los instrumentos que ofrecen rendimientos fuera del valor de mercado, ya que mientras más interés te prometan, el riesgo de perderlo todo es más alto.

Ahorro o Inversión was last modified: julio 2nd, 2013 by Antonio H.