¿ Conviene comprar Casas de Interés Social ?

Anteriormente las casas de Interés social solían ser propiedades con dimensiones que permitían tener una vida digna en compañía de la familia.  Era raro ver casas del tamaño mínimo que se establecía por ley ya que con el mismo dinero que ganaba el trabajador se conseguir casas o departamento un poco más grandes.

Iniciemos definiendo lo que es una Vivienda de Interés Social, porque se supone que es una vivienda (casa o departamento) enfocada a dar un lugar digno a las personas menos favorecidas, es decir un lugar donde vivir para las que tienen el salario más bajo.

Actualmente en México, este segmento de la población serían las que ganan menos de cuatro salarios mínimos mensuales. A los que el Gobierno Federal les asigna un SUBSIDIO o apoyo para la compra de una casa un poco mejor, pero la experiencia nos ha demostrado que ese Subsidio demora mucho en ser otorgado o se les niega a muchas personas.

Los pretextos son muchos y variados: “ya se agotaron los fondos, no han bajado los recursos, no está disponible, se suspendió por el momento pero ya pronto se va a reactivar” y así, todo lo que se les ocurra. El hecho real es que no todos los trabajadores que se supone pueden utilizarlo, lo reciben a tiempo y eso les genera problemas, sobre todo los que están esperando el dinero para pagar una casa que ya está autorizada y que solo falta ese dinero del subsidio para que se las entreguen.

Tenemos información de personas que ya firmaron ante notario y el subsidio nunca llegó, así que el notario les llamó para decirles que tienen que cancelar la firma y volver a tramitar el crédito.
Casas de Interes Social
Las casas de interés social se han vuelto propiedades demasiado pequeñas que están construidas en terrenos muy chicos. Tan pequeños que pareciera que a los constructores no les importa la comodidad de una familia, sino solo hacer casas en serie sin gastar, sin seguridad y sin ganas de ofrecer una espacio digno para que vivan varias personas.

Actualmente las casas de interés social son viviendas construídas en las afueras de las ciudades. NO importa dónde esté la casa, solo que el terreno para construir las miles de casas que necesitan, les cueste lo menos posible y así poder vender cada propiedad entre los $1750,000 y hasta los $350,000.

Los espacios en las casas de Interés Social

Si analizamos históricamente las dimensiones de la vivienda en México sucede algo peculiar: en los primeros años del siglo XX se presentó un incremento en sus dimensiones; sin embargo, a partir de 1980 volvieron a disminuir.

    AÑO TAMAÑO  DE       LA VIVIENDA
    1930 44.0 m2
    1950 48.0 m2
    1960 51.0 m2
    1980 58.0 m2
    1990 56.6 m2

Aunque ésta es la información oficial, sabemos que después del año 2000, el tamaño mínimo para adquirir una vivienda con un crédito de Infonavit era de 32 metros cuadrados, luego en 2011 establecieron que debía ser de 34 a 36 m2.

Pero a partir del 2013 el tamaño de vivienda mínima pasó de 34 metros cuadrados a 38 metros cuadrados de construcción, y con ello se supone que se eliminaban las casas una sola habitación. Al menos eso hicieron en Cd. Juárez, porque cada municipio o estado ajusta las dimensiones según lo indique su cabildo.

Son muchas las razones que pueden influir en las dimensiones de la vivienda económica, las más importantes son los precios de los predios y de la construcción, y el ingreso económico que perciben las personas a las que están destinados estos productos.

Cuando un amigo nos mostraba su nueva casa de interés social, en son de broma pero hablando en serio, nos decía: “ésta es la cochera donde cabe un auto“, al abrir entrar a su casa nos mostraba “ésta es la cocina, acá está la Sala o Comedor, porque no cabe la sala y el comedor juntos, tengo que decidir si pongo sala o si pongo comedor“, con buen humor nos siguió diciendoya fuí con el que le hizo la casa de muñecas a mi hija para ver si nos puede hacer un mini comedor y una mini sala para este espacio“.

La ubicación lejana de las casas de Interés social y su impacto en el transporte.

Con el afán de lograr construir casas baratas que entren en el esquema que marca el Infonavit, las constructoras empezaron a buscar los terrenos más baratos.  Después de mucho buscar, los encontraron…. pero nadie les dijo que tenían que ser dentro de la ciudad, así que empezaron a construir en las afueras de las ciudades.

Ese “pequeño detalle” les empezó a generar problemas de transporte para que los potenciales compradores llegaran para ver las casas. Para solucionar el problema, daban incentivos para que atraer a los trabajadores que buscaban casa, ofreciendo transporte gratuito para ir y regresar durante las visitas a las casas, o descuentos o regalos.

Ya estando en la zona, los vendedores se encargaban de convencer a los visitantes de comprar las casas, resaltando todas las bondades de vivir fuera de la ciudad. Cuando alguna persona les preguntaba cómo iban a ir y venir a su trabajo desde esa casa, el muy vivo vendedor les decía “En poco tiempo ya va a haber transporte desde aquí hasta la ciudad”, “Ya están construyendo el nuevo viaducto a unos pasos del fraccionamiento” o la mentira que se les venía a la mente en ese momento.

A la fecha hay muchas casas compradas con crédito Infonavit y que están deshabitadas porque nunca llegó ese famoso transporte hasta el fraccionamiento y el costo y tiempo necesarios para ir y venir al trabajo y las actividades que son necesarias hacer en la ciudad, generan que trabajador gaste más de lo que le cuesta dejar la casa desocupada y rentar una dentro de la ciudad.

 

Entonces qué sentido tiene comprar una casa que no puedes usar.

Los acabados de las casas  de Interés Social

De esos prefiero no hablar, ya que cada uno de los que tiene, ha tenido o visitó alguna de esas casas de interés social sabe perfectamente los acabos que tienen ese tipo de construcciones y el gasto de mantenimiento que se tiene que realizar a los pocos meses de haberlas recibido.

Plusvalía de las Casas de Interés Social

Muchas de las casas de interés social que se han vendido en el país, han reportado caídas de más del 10%en su plusvalía, por la baja calidad y el entorno en el que se ubican. Así de claro está el asunto, pues las casas ya valen menos que cuando se compraron, lo que hace muy difícil que se puedan vender y el crédito Infonavit sigue subiendo cada año.

Muchos de los desarrollos están muy mal, en cuanto a los acabados, pero sobre todo porque en lo lugares donde están los desarrollos hay mucha violencia y descomposición social, y eso hace que muchos quieran vender para irse, lo que abarata el valor de la casa pues hay mucha oferta de casa y pocas personas que la quieren comprar.

¿Realmente las casas de interés social son una buena inversión?

Creo que muchos estaremos de acuerdo que una casa de Interés social como la que hemos descrito, no son una lugar digno para un trabajador que con mucho esfuerzo reune el dinero para comprarla, pero por desgracia, en muchas ocasiones, es la única alternativa que tiene para comprar un patrimonio para su familia.

¿Qué está pasando actualmente en la construcción de casas de interés social?

Actualmente han cambiado la forma de construir, pues el Infonavit cambió el enfoque de sus reglas y está  incentivando la construcción de habitaciones de interés social en departamentos de varios pisos.

La construcción de casas de Interés social tuvo un auge en años recientes, los cambios en la políticas para otorgar créditos  y subsidios del Gobierno Federal, vino a cambiar la política de vivienda que venía siendo de una forma durante varios años; principalmente cambió al promover la construcción de desarrollos verticales y ya no Horizontales.

Esto se entiende pues el costo de los terrenos dentro de la ciudad ha subido mucho de precio, y para conseguirlos más baratos se estaban saliendo de las zonas pobladas.

La idea es hacer edificios que puedan tener varias casas (una por cada nivel), ya que al construir departamento de varios pisos, el costo del terreno se divide en el número de pisos que pueda tener cada desarrollo y eso baja el precio al tener un terreno más barato por cada casa construida. Al menos esa es la teoría, aunque construir un edificio de varios pisos conlleva otros gastos como cimentación, estructura, resistencia a ciclones y terremotos, entre otros.

Además hay consideraciones como subir 5 ó 6 niveles con las bolsas del super o los garrafones de agua potable que pesan 19 kilos cada uno. Ya no quiero pensar cuando llegas con la “fiesta puesta” y necesitas hacer acopio de toda tu concentración para llegar hasta el 5 piso.

Veremos cómo van las cosas en el futuro. ¿Tu qué opinas?

¿ Conviene comprar Casas de Interés Social ? was last modified: enero 25th, 2017 by Antonio H.