Economía Familiar Sana

 Una Economía Familiar sana es responsabilidad de toda la familia.

  • Elabora un Prespuesto de Ingresos y Egresos: Es importante sepas lo que en realigas recibes de forma semanal, mensual o quincenal y  también en qué te gastas el dinero recibido, porque es muy comúnque no sepamos “ni en qué gastamos el dinero”. Una de las mejores formas de hacerlo es que anotes tus ingresos y gastos mensuales para saber cuánto dinero destinas a cada concepto. Si tienes más gastos que ingresos, identifica en qué puedes economizar. Si tienes más ingresos que gastos, traza un plan de ahorro e inversión.

  • Antes de decidir gastar tu dinero, asegúrate de tener cubiertos tu próximos gastos: Una vez que tengas lo que recibes, debes ordenar tus gastos desde los más importantes hasta los menos importantes o no indispensables. Hacer ésto te permitirá diferenciar las cosas que verdaderamente necesitas de las que pueden esperar. Recuerda que los recursos son limitados, y cada peso mal gastado es una oportunidad perdida. Si después de cubrir los gastos primarios e indisnsables, entonces puedes pensar en los siguientes.

Consumo Inteligente

  • Consume de manera Inteligéntemente: No hagas compras por impulso o que puedan dañar tu salud, cuestiona las promociones y la publicidad, lee las etiquetas, conserva tus comprobantes de compra: haz un gasto consciente y responsable. Comprar solo por gusto es peligroso, y ahora con la tentación de los meses sin intereses parece que “no es mucho”.

 

 

Compara Precios

  • Compara Precio y Calidad antes de Comprar: Nunca te vayas por la primera opción, debes comparar calidad, precio y condiciones con varios proveedores y marcas, lo que te permitirá aprovechar la competencia entre proveedores y adquirir mejores productos y servicios a menor precio.

 

 

  • Conoce tu Capacidad de Endeudamiento: Para conocer tu capacidad de endeudamiento debes restar a tus ingresos mensuales la cantidad que gastas en el mes y la que destinas al ahorro para saber qué tanto puedes endeudarte y de cuánto dispones para pagar tus deudas; se recomienda que no sea superior al 30% de tus ingesos.

No te Endeudes

  • Usa el Crédito a tu favor y no te endeudes más de lo que puedes pagar: Un crédito puede darte acceso a bienes que difícilmente podrías comprar de contado, como una casa o un coche. Antes de firmar, considera que puede haber imprevistos que afecten tus ingresos. Usa el crédito responsablemente, recuerda que tus pagos mensuales por créditos nunca deben exceder más del 30-35% de lo que ganas.

 

 

 

No olvides pagar a Tiempo

  • No te retrases en tus pagos solo por que “se me olvidó”: Paga a tiempo tus deudas y compromisos financieros para evitar el pago de recargos, intereses moratorios y gastos de cobranza, porque este olvido puede hacer crecer tu deuda y no te conviene.

 

  • Ten un Plan de Vida financiero: Establece metas realistas, considerando tu nivel de ingresos y gastos, nunca consideres el más optimista de los casos o incluyas en tu relación de ingresos, dineros que tal vez recibas en determinada fecha, no importa que te lo hayan asegurado. Divídelas en corto, mediano y largo plazo, y comienza hoy a tomar las mejores decisiones para tu futuro familiar.

  • Ahorra 10% de tus ingresos: Para alcanzar tus metas trata de ahorrar al menos 10% de tu ingreso mensual neto (después de impuestos) y busca la opción más conveniente para proteger tu dinero. Pero no te limites a ahorrar dinero, hay muchas formas de dejar de pagar en gastos inecesarios y eso también incrementa la posibilidad de que ahorres.

  • Destina un porcentaje de tus ingresos para tu retiro: Piensa en las necesidades que tendrás en el futuro y tómalas en cuenta para tus decisiones de consumo. Ahorra para tu retiro y protege tu patrimonio: procura estar siempre en la Afore con mayor rendimiento neto.

 

Economía Familiar Sana was last modified: junio 13th, 2013 by Antonio H.