¿Es mejor rentar o comprar casa?

Unas personas afirman que es mejor Comprar que Rentar una casa, pero otros tantos, como Robert Kiyosaki (“Padre Rico, Padre Pobre”), afirman que es mejor Rentar que comprar casa, ya que las casas que se compran para ser habitadas por sus dueños, son un pasivo y no un activo, pues solo generan gastos.

El sueño de la mayoría de las personas (aclaro que no de todas), es formar una familia y un hogar; aunque en ocasiones utilizan la palabra “hogar” y “casa” como si fueran sinónimos y me parece importante diferenciarlas claramente

La casa es la construcción física donde habitan una o más personas, sin importar la relación que haya entre ellos, misma que está  construida de distintos y diversos materiales; el hogar se refiere más a un sentimiento que vincula a un grupo de personas que comparten un mismo “techo”, pues originalmente se refería al lugar donde se encendía el fuego y se reunía la familia para calentarse y alimentarse.

La casa se construye o compra con dinero, pero el hogar se va formado con paciencia y con la unión  de los sentimientos, la tolerancia, el cariño y sobre todo el amor que existe entre las persona que la habitan; las casas se pueden comprar o vender, pero el hogar se forma con los lazos que unen a los que la habitan y no se puede comprar, vender o rentar.

Partiendo de ese principio, debemos saber que no importa si vivimos en una casa rentada, prestada o comprada, lo importante es formar un hogar, aunque sea en una cueva o en una casa de campaña en el bosque.

Algunos afirman que Rentar es tirar dinero a la basura, y aunque tiene su lógica pensarlo, no me parece del todo cierto, pues es la mejor forma de compartir un hogar cuando no disponemos de grandes sumas de dinero para comprar una casa propia. Si comparamos el rentar una casa  con tener una propia donde se le paga al banco o al Infonavit, pensemos que en ambos casos  la casa NO nos pertenece del todo.

Cuando rentamos,  la casa es propiedad de quien nos renta su casa para que nosotros formemos un hogar en ella de forma temporal. Cuando compramos con un crédito, la casa tiene un gravamen en favor del banco, financiera o Infonavit, y aunque está a nuestro nombre, estamos obligados a pagarle al banco lo que nos prestó, mas los intereses y algunas otras cosas.

Así que cuando compramos una casa, estamos pagando una cantidad mensual que incluye lo prestado mas intereses, con la diferencia de que tiene un determinado plazo y después dejaremos de paga, a diferencia de rentar, donde nunca dejaremos de pagar una mensualidad.

Una vez que la casa es de nuestra propiedad, ya sea porque la compramos de contado o porque lo hicimos a crédito, tendremos un patrimonio para nuestra familia. Sin embargo el acelerado crecimiento de las ciudades ha elevado mucho el costo de venta de las casas y cada vez es más complicado comprar que rentar una casa.

La decisión de comprar o rentar  una casa debe ser congruente con la situación particular de cada persona, por eso se debe evaluar las ventajas y desventajas antes de tomar una decisión.

Por ejemplo, habría que preguntarte si es mas importante para ti y para tu familia, tener 1,000,000 pesos en en banco para poder gastarlos en lo que quieras (viajando por ejemplo) o estar muy recortados de gastos y tener una casa que tenga un valor de 1 ó 2 millones de pesos.

Rentando  puedes pensar en cambiarte de casa cuando está se haga vieja o le aparezcan desperfectos propios de la edad de la casa…  si es una casa propia, debes reparar los daños.

Si eres más  pragmático, piensa que al rentar una casa puedes “estrenar” una distinta cada vez que te cambies de casa, o puedes mover tu hogar a cualquier lugar, especialmente si te cambias de trabajo a una zona más lejana o incluso de ciudad.

Cuando no sepas si rentar o comprar una casa, revisa la zona donde quieres vivir y compara casas similares para determinar dos cosas: cuánto te costaría esa casa si la quisieras comprar y cuánto te costaría rentarla. Toma en cuanta de que en algunas colonias las casas en renta son económicas aunque a las casas en venta tienen precios altísimos,  y en otras zonas es a la inversas, las casas muy pequeñas se rentan en precios altos.

Si el pago mensual  de la renta es menor a lo que pagarías cada mes si compraras la casa con un crédito hipotecario, entonces lo más probable es que te convenga rentar, para ahorrar la diferencia. Adicionalmente debes investigar si la casa que rentas o compras tiene alguna cuota condominal o de vecinos, pues es un gasto que generalmente es adicional a la renta y se paga de forma mensual para cubrir los servicios que brinda la colonia, coto, departamento o junta de colonos  (alberca, recolección de basura, vigilancia, jardinero, etc.).

Siempre considera que ni la renta, ni el pago mensual de tu hipoteca deben superar el 30% de tu ingreso total, ya que de ser así es altamente probable que no puedas pagar la casa y debas pensar en bajar tus expectativas y buscar una casa más económica o en otra zona.

Vale la pena analizar  con calma y “cabeza fría” todas nuestras opciones antes de comprar o rentar una casa. No hay una respuesta igual para todos, pues depende de la situación particular de cada persona. Detalles como estar en Buró de Crédito con mal historial te restringe las opciones de compra de casa y en esos casos lo mejor sería rentar; también considera si tienes dinero para el enganche o no, o si piensas que es posible que tengas que mover tu lugar de residencia o no.

Para algunos es mejor rentar, para otras personas es mucho mejor comprar una casa. Por ejemplo, si necesitas tener dinero para viajes o poner un negocio, la compra de casa no es la mejor opción, pues es mejor guardar tu dinero para el negocio y pagar una renta para no descapitalizarte.

¿Es mejor rentar o comprar casa? was last modified: octubre 30th, 2017 by Antonio H.