Gracias por Cobrarme de forma Abusiva

Hoy quiero darles la gracias a los cobradores que se tomaron la “molestia” de atosigarme con infinidad de llamadas para cobrarme la deuda de mi hermano y de alguno que otro desconocido (para entender esa historia tendrías que leer “Me llaman para cobrarme la deuda de Otra Persona“), ya que Libre sin Deudas existe debido a la experiencia que viví con ellos y sus amenazas.

Al principio reconozco que si me espantaron cuando llamaban para cobrarme, pero gracias a eso me puse a investigar, aprendí a defenderme y de paso a defender a mi hermano. Recibía hasta 25 llamadas diarias, que iniciaban a las 6:00 am  y terminaban a las 11:00 de la noche, aunque muchas veces llegaron a marcar en la madrugada.

Tal vez suene raro, pero estoy agradecido con ellos, por cobrarme e insultarme de forma abusiva, agresiva y hasta ilegal, también les agradezco por despertar a mi esposa y a mis hijos en la madrugada para amenazarlos de mala manera. Dicen que Todo pasa por algo y aunque en ese momento no lo entendí, hoy estoy sumamente agradecido con todos ellos, debido a que me “obligaron” a estudiar y aprender de este tema que ahora me apasiona.

En el proceso aprendí cosas nuevas y conocí a muchas personas maravillosas, que al igual que mi hermano, no pudieron pagar sus deudas de forma oportuna, y que fueron insultados por los cobradores. Al principio, esas personas me apoyaron, para entender que no estaba solo, que los deudores tienen derechos y se puede (de hecho se debe) exigir que los respeten.

Agradecido estoy,  con todas aquellas personas que me brindaron asesoría cuando empecé a investigar, y a las ganas de fundamentar todo lo que se afirma, con la ley en la mano. Debido a los métodos ilegales que usaban para cobrarme a mi y a otras muchas personas,  decidí reunirme con un grupo de amigos para crear lo que hoy es Libre sin Deudas, para de esta forma  poder ayudar a otras personas a pasar por esta situación, sin tener que sufrir por la falta de información.

Les comparto un poco de cómo y por qué estamos hoy aquí, ayudando de forma desinteresada: Después de leer muchas páginas Web, Leyes, resoluciones de la Suprema Corte y otras muchas cosas, además de consultar con varios abogados, cobradores, empleados bancario y expleados, descubrí que la gran mayoría de las amenazas de los cobradores, carecían de fundamento legal y no eran verdad. Me senté con mi hermano y definimos una estrategia para ahorrar e ir liquidando una por una, todas sus deudas; algunas con quita y otras en su totalidad.

Mas adelante, platicando con una amiga muy querida, me dí cuenta que tenía problemas con 16 tarjetas de crédito y un crédito de auto que había obtenido, pero que NO podía pagar, pues su sueldo no le alcanzaba para todas sus deudas; hice lo mismo que con mi hermano; puedo decir con mucho gusto, que después de 2 años, solo le falta pagar 1 de sus tarjetas.

Pasó el tiempo y ayudé a un primo, luego a un tío, a un amigo y a varios compañeros de trabajo que estaban en la misma situación, donde no podían pagar sus créditos y sufrían; todos coincidían en una sola cosa: “Me llaman para cobrarme de una forma que me hacen sentir criminal y no puedo ni dormir; de hecho, muchas de las veces me escondo para no contestarles cuando me llaman o para no verlos cuando vienen a mi casa“.

Uno a uno fuí platicando con ellos, primero los ayudaba a recuperar su tranquilidad y a poder volver a dormir de corrido, al explicarles lo que decía la ley y lo que realmente podía pasar con sus deudas y lo que no era verdad.

De esta forma me dí cuenta que muchas personas tienen problemas económicos; en su gran mayoría por desinformación, por lo que decidí empezar a compartir mis conocimientos. Inicié participando en algunos foros de ayuda a deudores, donde tuve la oportunidad de conocer a personas que compartían el mismo problema: deudas que no podía pagar.

Ahí me dí cuenta que la falta de información que existe entre los deudores, era aprovechada por los cobradores, pero también por algunos foros que dicen Verdades a Medias para sacar un beneficio económico; especialmente en cuestiones como demandas “reales” y falsos embargos  que se supone, habían sufrido algunos deudores de parte de los bancos, cosa que no era verdad.

Viví de primera mano la gran desesperación que experimentan las personas que no pueden pagar; nos dimos cuenta que no es justo aprovechase de la necesidad y desesperación de otros para sacarles dinero, diciendo mentiras y dejándolos en la ignorancia sin compartir la información para salir de sus problemas financieros, con la finalidad de cobrarles por un servicio que no necesitan.

Por eso un grupo de amigos decidimos crear nuestra propia página web, donde diríamos solo la verdad y publicaríamos toda la información necesaria para salir de sus deudas y de ser posible, evitar que más personas llegaran a tener este mismo problema. Ayudando sin tener que depender de quienes buscan obtener solo el beneficio económico a costa de seguir infundiendo miedo con verdades a medias.

Iniciamos colocando información enfocada en ayudar a los que no podían pagar, pero los comentarios y las preguntas de nuestros lectores eran cada día más complejas y diversas, por lo que nos dimos a la tarea de investigar más y más, para poder hablar de distintos temas y resolver sus dudas con fundamentos legales sólidos y no meras opiniones.

Nuestro objetivo inicial creció y Libre sin Deudas, ya no se limita a ayudar a quienes están endeudados y no pueden pagar, sino que también nos enfocamos en asesorar a los que tienen créditos o apenas lo van a solicitar, para que puedan tomar mejores decisiones y se ahorren dinero eligiendo la mejor opción. Además de publicar información para alertar sobre los créditos fantasmas o empresas fraudulentas que solo buscan robar a quienes necesitan un crédito para pagar sus deudas.

Con el paso del tiempo hemos hecho sinergias con distintas personas y empresas con la finalidad de seguir ayudando, como sucede con el Broker Hipotecario, el Asesor de Pensiones y empresas que cambian el vale de ecotecnología, entre otras muchas opciones.

Es por eso que después de casi 5 años en esta página y más de 8 años ayudando a miles de personas, puedo decir orgulloso que hemos puesto nuestro granito de arena en la educación financiera de México. Sin embargo nos gustaría poder llegar a muchas más personas y seguir creciendo para ayudar a otros. Por eso estamos presentes en redes sociales como Facebook, Twitter, Google+ y Linkedin.

Aunque debo reconocer que nos “falta” tiempo para, responder todas sus preguntas en la página web, contestar sus correos, escribir artículos que sean de calidad y utilidad, atender redes sociales con publicaciones y consultas, difundir la página, hacer videos, además hacer nuestro trabajo diario (la página nos consume mucho tiempo, pero cada uno de los que aquí participamos tenemos un trabajo adicional), atender a la familia y tener una vida…

Nos gustaría llegar a muchas personas, por eso te pido que nos ayudes a crecer y hacer llegar esta valiosa información a todos tu conocidos, amigos y familiares, compartiendo nuestros artículos en tus redes sociales… te aseguro que más de uno te lo va a agradecer.

Gracias por Cobrarme de forma Abusiva was last modified: octubre 30th, 2017 by Antonio H.