¿Por qué necesitas un seguro médico?

Para responder a la pregunta de por qué necesitas un seguro médico, primero hay que reconocer que tener un seguro médico no es barato y por eso puede ser muy tentador no tener uno, ya que con las costosas tarifas mensuales y los costos de desembolso, hacen que te preguntes si realmente necesitas un seguro médico o si es mejor asumir los costos del hospital o doctores solo si se llegan a presentar.

Muchas personas de veintitantos años sienten que están lo suficientemente saludables como para saltarse el seguro médico. Cuando estás sano y rara vez acudes a un médico, puede parecer una buena idea eliminar por completo el seguro y sentir que se tiene una justificación aceptable.

Puedes pagar las cosas sobre la marcha en lugar de preocuparte por las primas de seguro y otros pagos en el camino. Sin embargo, este es un razonamiento defectuoso, pues es más que esencial que todos tengan siempre alguna forma de seguro médico.

Las emergencias médicas pueden dejarte en la ruina si no tienes seguro médico

El motivo es que las emergencias médicas siempre son muy costosas, por lo que si tienes una emergencia médica sin seguro, es fácil encontrarse con una deuda médica agobiante y, aparentemente, no haya manera sencilla de salir del desastre.

Un accidente de tránsito podría costarte muchísimo dinero en facturas médicas, y puede subir rápidamente si necesitas cirugía o rehabilitación en cualquier momento. Además, al estar en el hospital y/o recuperándote del accidente, NO podrás trabajar, lo que significa que también perderás dinero de esa manera.

Las cirugías de emergencia, como una apendicetomía, pueden ser muy costosas también. Incluso con un seguro, puede resultar difícil pagar los costos de atención médica en estos casos. Es muy difícil pagar los costos médicos sin un seguro de salud, especialmente si ingresas en un hospital incluso por cuestión de pocas horas.

El seguro médico puede ser requerido por algunos países

Aunque está claro que en México no es algo obligatorio el seguro de gastos médicos, hay que saber que en algunos países es obligatorio el seguro de gastos médicos, e incluso en algunos llegan a multarte si no lo tienes. Existen intercambios de salud que puedes utilizar para inscribirte en un seguro médico, o incluso, puedes consultar otras opciones.

Tómate el tiempo para revisar cuidadosamente todas tus opciones y elige una política que te ahorrará dinero y te brindará la protección que necesitas. Asegúrate de mantenerte alejado de las cosas que suenan demasiado buenas para ser verdad.

Las acciones de salud pueden sonar como un seguro médico, pero realmente no lo son. Tómate el tiempo para investigarlos cuidadosamente si estás interesado en elegir uno en lugar de un seguro.

La atención preventiva y la intervención temprana son más probables cuando tienes seguro médico

Las cosas menores también pueden convertirse en cosas más grandes (dícese graves). Cuando no tienes seguro médico evitas chequearte y ser tratado por las cosas pequeñas, que pueden escalar a cosas más grandes rápidamente.

La medicina preventiva y el tratamiento inmediato es una de las mejores maneras de evitar largas estadías en el hospital. Si tienes seguro, entonces no te preocupes tanto por esto. Además, si se te diagnostica una afección médica grave, puedes tener dificultades para encontrar un seguro médico después de que no hayas tenido ninguno.

El seguro de salud es una necesidad

El seguro de salud no es un lujo, es una necesidad. Muchas personas en sus veintes sienten que son indestructibles y relativamente saludables, por lo que eligen prescindir de él.

No cometas este gravísimo error. Lo mejor es que comiences a buscar un buen seguro médico de bajo costo ahora. Hay varias cosas que debes hacer antes de elegir ir sin seguro.

Esto incluye no comer afuera en restaurantes y no tener televisión por cable en casa. Incluso debes resignarte a no tener una membresía de gimnasio antes de renunciar a tu seguro de salud.

En fin, debes tomarte el tiempo para encontrar el dinero extra en tu presupuesto para cubrir tus costos de atención médica.

Respáldate con un seguro de deducible alto si no puedes pagar un seguro médico, ya que a mayor deducible, el costo del seguro se reduce.

Por lo menos, debes tener un plan de seguro de deducible alto y establecer una cuenta de ahorros de salud con él. Estos planes tienen un costo mucho más bajo que otros planes de seguro.

Tú serás responsable del costo de tu cobertura médica hasta que alcances el deducible. Sin embargo, el plan de seguro se encargará de cubrir el costo de las facturas que excedan ese monto deducible. De esta forma, sabes que el costo máximo de la enfermedad o evento médico te costará un importe determinado y el excedente al deducible ya no lo pagarás tu.

¿Ya estás convencido de que realmente necesitas un seguro médico? Toma esto en cuenta: es mejor tener un seguro y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo. No dejes que las emergencias te tomen por sorpresa.

Artículo Invitado escrito por Edith Gómez / Gananci

¿Por qué necesitas un seguro médico? was last modified: junio 21st, 2018 by Antonio H.