Por qué somos pobres

Es triste encontrarse con muchas personas que se preguntan “¿ Por qué somos pobres? ” y se sienten acongojados y hasta desesperados, pues pasan su día pensando en todo aquello que no tienen y que “necesitan”.

La sociedad consumista en que vivimos ha hecho pensar que debemos ser ricos para tener y entonces poder ser alguien en la vida o al menos ser felices.

La realidad es que una persona RICA no es la que mas tiene, sino a la que menos le hace falta.

Dicho en otras palabras, un millonario puede sentirse pobre porque pasa su tiempo pensando en todo aquello que necesita conseguir y lograr; en cambio hay muchas personas pobres que no sufren, pues son felices con lo que tienen y se sienten ricas.

Recuerdo que hace muchos años trabajaba vendiendo agua purificada en garrafón y tuve la oportunidad de distribuirla en zonas muy “ricas”, pero también en zonas muy “pobres”, donde la misera era un común denominador.

Lo que mas se sorprendía era que en las colonias de ricos, tenías que ir por la puerta trasera, te recibía la sirvienta, entregabas el o los garrafones y apenas te daban los buenos días. Incluso hubo ocasiones donde me decían “dice la señora que si puede pasar a cobrar mañana, porque hoy no tiene el dinero“.

En cambio, cuando llegaba a las zonas más pobres, donde la casa era de cartón con láminas y madera, entrabas por la puerta “principal” y te recibían los dueños de la casa, te pedían uno o dos garrafones de agua y no solo te pagaban el costo del mismo, además te daban de más: el que no te daba propina te regalaba comida e incluso te invitaban a pasar a desayunar o al menos te ofrecían un vaso con agua.

No pretendo decir que los ricos son malos y los pobres buenos, esos son etiquetas que generalizan sin sentido. Solo reflexiono en la forma en que, los que para la sociedad eran los más pobres, terminaban dando lo poco que les “sobra” y nunca de mala gana, lo más impresionando es que lo hacen con una sonrisa sincera; como si no les doliera compartir ese poco que tienen.

Recuerdo que a veces recibía una propina en las zonas “ricas”, pero nunca recibí una sonrisa que me llegara tan profundo como la que me regalaron los “pobres”.

Esa pequeña diferencia me hace pensar que tal vez los pobres son los más ricos y los ricos no tendrían por que sufrir por lo que no tienen.

¿Realmente te hace falta lo que te hace sentir triste, o es solo un capricho?

Por eso quiero compartir esta pequeña reflexión que me llegó hace algunos días a mi correo.

¿PAPI QUE SIGNIFICA SER POBRE?
Un empresario, queriendo que su hijo supiera lo que es “ser pobre” y valorara todo lo que él le daba, lo llevó para que pasara un par de días en la montaña con una familia campesina.

Pasaron tres días y dos noches en su modesta vivienda.

En el automóvil, retornando , el padre preguntó a su hijo:

– ¿Qué te pareció la experiencia?

-Buena – contestó el hijo con la mirada puesta a la distancia.

– Y… ¿qué aprendiste?, insistió el padre…

El hijo contestó:
Aprendí varias cosas:

1.- Que nosotros tenemos un perro y ellos tienen cuatro.

2.- También que nosotros tenemos un jacuzzi, y ellos tienen un río de agua cristalina, donde hay pececitos.

3.- Que nosotros tenemos reflectores para alumbrar nuestro jardín… mientras ellos se alumbran con las estrellas y la luna, que nosotros no podemos siquiera ver en la ciudad.

4.- Nuestro patio llega hasta la cerca y el de ellos llega al horizonte.

5.- Que nosotros compramos nuestra comida y ellos pescan, siembran y cosechan la de ellos.

6.- Nosotros oímos CD’s… Ellos escuchan una sinfonía de golondrinas, ranas, ovejas y otros animalitos.

7.- Nosotros cocinamos en hornos microondas… Ellos, todo lo que comen tiene ese sabor del fogón de leña.

8.- Para protegernos nosotros vivimos rodeados por un muro, con alarmas…. Ellos viven con sus puertas abiertas, protegidos por la amistad de sus vecinos.

9.- Nosotros vivimos conectados al smartphone, facebook, televisor… Ellos, en cambio, están “conectados” a la vida, al cielo, al sol, al agua, al verde del monte, a los animales, a sus siembras y a su familia.

El padre quedó impactado por la profundidad de su hijo…y entonces el hijo terminó:

– Gracias papá, por haberme enseñado lo pobres que somos y lo rico que son ellos!!!!

LO MATERIAL NO LO ES TODO EN ESTA VIDA… la calidad y valor de una persona no se mide en dinero, por eso quise compartir ya que me parece importante que tomemos un poco de tiempo para reflexionar sobre lo que tenemos y lo que realmente nos hace falta para ser ricos.

Por qué somos pobres was last modified: enero 25th, 2017 by Antonio H.