Recibimos amenazas por ayudar a difundir la verdad

Todos los días nos levantamos con el mayor ánimo para ayudar a los demás, buscando compartir nuestras experiencias y conocimientos sobre los temas que consideramos pueden ser de utilidad para otras personas; ya sea para que no cometan los mismo errores que nosotros, o para evitar que alguien se aproveche de la falta de información, además de responder todas las dudas que nos envían nuestros lectores.

Confiar en alguien no es fácil, compartir información sin conocer a  la otra persona en algunos casos facilita las cosas, pero en otras tantas funciona al contrario, por lo que siempre agradecemos su confianza, ya sea para externa sus dudas, compartir alguna experiencia, criticar nuestro trabajo o incluso corregir nuestros errores en nuestra información; como cualquier ser humano, reconocemos que no tenemos la verdad absoluta y estamos aprendiendo y estudiando sobre los temas en los que no tenemos tanta información y nos llegan a consultar.

Además de las preguntas y comentarios positivos que recibimos, es común que nos lleguen mensajes con quejas, comentarios negativos, los cuales también agradecemos pues nos ayudan a corregir el camino y a mejorar, especialmente cuando son críticas constructivas.

También hemos recibido amenazas por ayudar a difundir la verdad, con comentarios que van desde el “te voy a demandar por decir que la empresa XYZ es un fraude o porque dices que no es verdad que demos créditos“, “escribes pésimo y no se entiende lo que comentas, mejor dedícate a otra cosa“, “Qué fea música y Voz le pusiste en el video“, hasta mensajes que dicen “te voy a encontrar y te va a ir muy mal”, y un muy largo etcétera.

Es increíble como algunas personas utilizan internet y se dedican para estar molestando a los demás, ya sea por distracción o incluso por diversión; aprovechan el anonimato que representa sentarse detrás de una computadora, para poder atacar y sacar sus frustraciones.

Así como en ocasiones nos topamos con personas muy desconfiadas, cosa que entendemos perfectamente por la gran cantidad de charlatanes que hay hoy en día, también vemos cómo otras tantas personas caen en la trampa de quienes les piden dinero o información con la promesa de darles un crédito; me sorprende leer experiencias de personas que depositaron 1,000, 5,000, 10,000  y hasta 250,000 pesos a una empresa, porque les dijo que ya estaba autorizado su crédito, pero cuando les pido el contrato, me dicen que no se los han enviado…. osea que no saben a qué se compromete la otra parte y mucho menos hay forma de demostrar para qué se les dió el dinero.

Los que participamos en Libre sin Deudas, NO nos dedicamos a dar créditos y mucho menos a engañar a los demás, sino que todos los días nos levantamos con el firme propósito de ayudar, por lo que todos los días le doy gracias a Dios por un día mas y le pido que nos de la constancia, tiempo y  fortaleza para continuar con este noble proyecto; no niego que a veces me canso y quiero tirar la toalla, pero viene a mi mente el mensaje que escuché el otro día en en el Evangelio, cuando San Pedro le respondió a Jesús “NO hemos pescado nada en toda la noche, pero en tu honor, volveremos a echar las redes...”.

Por eso todos los días compartimos información y dedicamos buena parte de nuestro tiempo a responder las dudas que otras persona tienen sobre diversos temas, y buscamos ayudarlos a resolver sus problemas o al menos a recuperar la calma cuando están nerviosos. Pienso “Estoy cansado, no tengo mucho tiempo, pero en tu honor seguiré dando mi tiempo y experiencia para ayudar a otros; lo que hago puede ser importante para ellos… al menos eso espero“.

NO me comparo con San Pedro y mucho menos con Jesús, pero aspiro a seguir su ejemplo y dar lo mejor de mi a los demás; poner mi granito de arena para hacer de este mundo, algo un poco mejor.

nos amenazan por ayudara otrosReconozco que desanima el recibir amenazas cuando estás haciendo algo para ayudar a las personas, pero debo entender que en estos días es algo que suele suceder; tal vez por diversión de los internautas, o tal vez porque estamos difundiendo información que evita que caigan en la trampa, y les estamos cortando su “negocio”.

Sabemos que no somos los únicos que recibimos amenazas de este tipo, pero no logro entender por qué hay tanto odio en este mundo; empiezan como bromas, luego subieron de tono, cada día mas fuertes, hasta que se convirtieron en amenazas contra todo lo que no les gusta; la tolerancia es algo que ya no se practica en este mundo.

Recibimos amenazas por ayudar a difundir la verdad was last modified: febrero 14th, 2019 by Antonio H.