La Reforma busca Resolver Demanda Laboral antes de 45 días

Poco se ha hablado de la Reforma Laboral que se está cocinando en las Cámaras de Diputados y Senadores; la mayoría de las noticias se enfocan en que USA y Canadá quieren igualar los salarios de los Mexicanos con los de los sus trabajadores; incluso amenazan con no firmar el Tratado de Libre Comercio, ahora llamado T-MEC,  si no suben los sueldos de los trabajadores mexicanos, para reducir la ventaja competitiva que tiene el menor sueldo existente en México.

Pero también hay que considerar que dentro de la citada Reforma Laboral se está incluyendo un esquema que, al menos en apariencia, beneficiará a los trabajadores que son despedidos de forma injustificada de sus puestos de trabajo.

Actualmente, si te corren de tu empleo y la empresa no te quiere pagar la liquidación que te corresponde, necesitas decidir entre aceptar lo poco que le da la empresa a cambio la firma de tu renuncia, o demandar a la empresa para recuperar lo más que puedas, después de pagarle a tu abogado (que usualmente cobra entre el 20 y 30% de lo que te recuperen), después de un proceso que puede durar entre 3 y 7 años.

El tiempo que tarda el juicio, el costo de tu abogado y la falta de un ingreso fijo mientras consigues un nuevo trabajo,  hace que muchos trabajadores prefieran tomar lo poco que les dan como finiquito.

La propuesta incluida en la Reforma Laboral considera un esquema para resolver Demandas laborales antes de 45 días hábiles, mediante la conciliación entre Patrón y Empleado, sin necesidad de iniciar la Demanda formal.

Actualmente, cuando el empleador no quiere pagar la liquidación que marca la ley,  y el trabajador no acepta lo que le ofrece la empresa, se vuelve indispensable que el trabajador demande a la empresa para que empiecen a negociar por medio de la Junta de Concilación y Arbitraje, ya sea Local o Federal (según corresponda).

El Dictamen en proceso de revisión de las Cámaras, establece que sería obligatorio que ambas partes (Trabajador y Representante Legal de la Empresa) asistan al Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL), a los Centros o Juntas de Conciliación Local o Federal  para intentar llegar a un acuerdo, antes de iniciar la demanda laboral.

La ventaja es que el proceso de conciliación no podrá ser mayor de 45 días naturales, de tal forma que únicamente  llegarían a tribunales los casos en que realmente sea imposible un arreglo conciliatorio. Lo que reduciría de forma significativa la carga de trabajo de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, mismo que los hace demorar hasta 7 años en resolver un  expediente Laboral.

Los más beneficiados e interesados en la actualidad, para alargar los procesos de demanda Laboral son los mismo abogados (tanto el del Trabajador como el de la Empresa), pues así les cobran mas dinero a la empresa (cobrando por iguala) como al trabajador, pues reciben un porcentaje de lo que la empresa le paga al trabajador al final del juicio.

La propuesta de Reforma Laboral establece que en caso de pasar los 45 días y no llegar a un acuerdo entre las partes, se iniciará un juicio que será principalmente oral.

La reforma laboral busca reducir el tiempo de las demandas

Con la reforma se busca que las Juntas de Conciliación solo reciban demandas de los casos que NO hubo un acuerdo y ameriten ir al Juicio, lo que reducirá de forma significativa la carga de  trabajo y por ende el tiempo para resolver los conflictos laborales.

Esperemos para ver si al final se aprueban estos cambios que podrían traer beneficios para el trabajador.

La Reforma busca Resolver Demanda Laboral antes de 45 días was last modified: abril 26th, 2019 by Antonio H.