Robaron en casa de una amiga

En esta ocasión quiero platicar un poco de lo que le sucedió cuando robaron en casa de una amiga de la familia cuando un día salió de su casa por unas 2 ó 3 horas. Resulta que cuando regresó  se dió cuenta que la puerta estaba abierta, con la chapa rota.

Primero empieza el miedo sobre si debes entrar o salir corriendo, pues no sabes si los delincuentes están dentro o no, luego si debes llamar a la policía o mejor dejarlo así (debemos dar como referencia de que en México se le llega a tener más miedo a la policía que a los mismo delincuentes) y después te llega ese sentimiento de enojo, miedo y coraje.

Finalmente decidió no entrar y llamó a su esposo; cuando éste llegó estuvieron revisando la casa por fuera a una distancia que consideraron prudente. Después de pasar un rato observando y escuchando, notaron que no había nadie adentro de la casa, pues al parecer los ladrones ya se habían ido.

Así que optaron por entrar a la casa, ver qué se habían robado y entonces decidir si llamaban a la policía o no.

Entraron a la casa con cierto grado de temor y desconfianza, aunque el esposo se hacía el valiente, la realidad es que estaba muy nervioso.

Afortunadamente no había nadie en la casa, pero desafortunadamente lo primero que vieron es toda la casa “boca arriba”: los cajones de la cocina fuera de su lugar y los cubiertos y utensilios regados en el piso y las mesas, en su recámara igual, los armarios y roperos no eran cosa distinta.

Toda la casa, excepto el cuarto de uno de sus hijos, tal vez por que no les dió tiempo o porque decidieron no entrar ahí. Curioso es que ahí había dejado 2,000 pesos sobre el buró y todavía seguían en su lugar.

Pudieron ver que que faltaba la televisión y algunas otras cosas, cuando de pronto se acordó del dinero que tenía guardado en efectivo en su escondite secreto. Corrió a buscarlo y se sintió aliviada cuando vió que no lo habían encontrado y estaba intacto.

Poco a poco fueron revisando todo y aunque habían robado cosas materiales y un poco de joyas, pareciera que no se habían llevado “gran cosa”,  excepto su tranquilidad y algunos artefactos electrónicos y joyas.

Robaron en casa de una amigaIncluso la chequera estaba en su lugar, eso los dejó un poco más tranquilos… al menos en ese momento.

Al parecer el robo había terminado. Digo “al parecer” porque a los 10 días fueron al banco para retirar dinero de su cuenta y les negaron el retiro por falta de fondos.

En ese momento vieron que habían cobrado un cheque por 35,000 pesos y al investigar con el banco, les dijeron que habían intentado cobrar otros 2 cheques por montos mayores y después de esos 2 cheques sin fondos suficientes, metieron este por 35,000 pesos con que prácticamente vaciaron la cuenta con el dinero que mi amiga tenía destinado para hacer un viaje con toda su familia.

Digo que robaron en casa de una amiga, pero la realidad es que no solo le robaron cosas materiales, también les quitaron su tranquilidad y de pasada se robaron las vacaciones con las que habían estado soñando y ahorrando por mucho tiempo.

Tal vez se pregunten, cómo vaciaron la cuenta con un cheque si habían visto que la chequera estaba en su casa y al parecer “Intacta”.

Regresaron a su casa y volvieron a revisar la chequera, verificando uno  uno todos los cheques; ahí fué donde se dieron cuenta que faltaban 3 cheques “salteados”. Es decir que habían desprendido un cheque de los primero, uno de los de enmedio y otro de los del final de la chequera.

De tal forma que pareciera que todo estaba correcto, a menos que revisaras uno por uno los cheques.

Lo que me sorprende es que, aunque es una práctica de robo que ya he visto con algunos empleados en oficinas, ahora los ladrones se toman en tiempo de tomar una chequera, quitar algunos cheques de forma aleatoria y vuelven a colocar la chequera en su lugar, para SEGUIRTE ROBANDO aún después de haber salido de tu casa.

Así que mi amiga y su esposo empezaron el tortuoso laberinto que implica pelear con un banco por el cobro de un cheque del que no corresponde la firma y después de haber rechazado otros 2 por falta de fondos.

Las recomendaciones generales que podemos ofrecer para los que usamos chequera, son:

  • Usar la opción (si su banco la ofrece) de protección de cheques. Este servicio permite bloquear el pago de cheques y cuando hagamos alguno, simplemente vamos al portal del banco y elegimos la opción de liberarlo.
  • Tener dos cuentas, una con chequera y otra sin chequera, con la idea de usar la que no tenga chequera para pasar fondos excedentes de la cuenta con chequera. Se puede mantener un saldo mínimo para que no cobren comisiones en la cuenta de la chequera. Si se necesita mas dinero para cubrir un cheque, se pasa saldo de la cuenta especial a la cuenta de la chequera por internet al momento de elaborar un cheque; de esta forma cualquier cheque que intenten cobrar, será rebotado en ventanilla.
  • Tratar de tener la chequera en un lugar seguro. Muchas veces no consideramos a la chequera a la par del dinero en efectivo. La recomendación es tratarlos como igual.
  • Derivado de la recomendación anterior es el no “llevar a pasear la chequera” y
  • Llevar control de los cheques que se deben hacer y tener mucho cuidado cuando portemos un cheque en blanco.

Ya les iré platicando cómo avanza su caso, pero me interesa exponer lo que le pasó a mi amiga cuando se metieron a robar a su casa, para que si a alguno de ustedes les llegara a pasar, extremen precauciones y no dejen que les sigan robando dinero aún sin estar dentro de su casa.

Robaron en casa de una amiga was last modified: enero 25th, 2017 by Antonio H.