Salir a Cenar no tiene que salirte Caro

Salir a cenar no tiene que salirte caro, aunque normalmente es así; por ejemplo ir a Chilis para 4 personas te puede costar entre 600 y 800 pesos; antes me costaba menos pero como mis hijos van creciendo, cada día comen más y ya lo noto cuando recibo las cuentas.

Recuerdo que cuando eran más pequeños, ellos pedían y yo no ordenaba comida, pues con lo que dejaban en sus platos  y que casi siempre era mucho, yo podía comer sin problema; pasó el tiempo y yo solo pedía algo pequeño porque con lo que sobraba de mis hijos yo terminaba de comer (aclaro que no por codo, sino por no desperdiciar la comida je je je).

Pero ha llegado el momento en que mis “pequeños” hijos ya comen como adultos y ahora si tenemos que pedir 4 platos completos, lo que hace que cada salida a comer sea una pequeña inversión que puede crecer si se nos “ocurre” ir al cine antes o después de comer (Ver “Ahorra al ir al Cine”).

Con todo lo anterior NO pretendo decir que evitemos las salidas a comer en familia, solo intento reflexionar que no es necesario ir a lugares caros para comer rico, convivir todos juntos y disfrutar de uno de los mayores placeres de la vida: una buena comida con la mejor compañía. De hecho soy de la idea que es necesario realizar este tipos de salidas, pues fomentan la unión y comunicación en el familia.

Por ejemplo el otro día fuimos al centro de la ciudad y  nos llegó un delicioso olor a comida casera, por eso decidimos entrar por una pequeña escalera que llevaba a un segundo piso, donde a descubrimos un pequeño restaurante oaxaqueño. Cuando leímos la carta y ví los precios pensé que serían de esos platillos que parecen muestras médicas no negociables, es decir miniaturas con muy poca comida.

Mi esposa pidió unas enmoladas con pollo, uno de mis hijos un quejo fundido con chorizo el otro otras enmoladas y yo una tlayuda (ya se me hizo “agua la boca” solo de estarlo escribiendo). Cuando llegó la comida, debo reconocer que me sorprendieron lo bien servidos de los platos, pero cuando probé la comida, solo puedo decir que estaba riquísima.

Pasamos un rato muy agradable en familia, platicamos, convivimos, reímos y lo mejor de todo fué que me costó $285 pesos con todo y propina por la comida de los 4. Como verán hay una diferencia importante entre lo que cuesta una ida a comer a un Chilis (por poner un ejemplo) y buscar un restaurant que no sea de cadena o franquicia, pero con sabor casero y que no te cobren la marca.

Nos gustó tanto que a la siguiente semana fuimos con mis suegros y mis cuñados y debo decir que quedaron encantados con la comida; ahora somos más los clientes asiduos a ese restaurant.

Claro que puedo ser más “tacaño” y hacer la comparación de la salida a cenar con una ida a los tacos, donde por los 4 termino pagando entre 150 y 200 pesos, pero hay que reconocer que aunque son ricos, la sobremesa no es igual.

Los invito a que busquemos lugares con las tres “B`s”: Bueno, Bonito y Barato, sé que hay muchos lugares así en nuestro país, y los compartamos para que los disfrutemos pagando menos dinero por salir a cenar.

¿Qué opinan?

Salir a Cenar no tiene que salirte Caro was last modified: julio 8th, 2014 by Antonio H.