Septiembre, mes del testamento y la importancia de dejar todo arreglado

El año pasado me enteré de una mala noticia, un familiar de uno de mis cuñados falleció a la edad de 29 años. Este muchacho estaba a punto de casarse, tenía 3 meses que había tramitado su crédito Infonavit y ya le habían entregado su casa. A partir de ahí su familia comenzó un viacrucis porque aunque pudieron cancelar el crédito Infonavit con el seguro de vida, no han podido liberar las escrituras porque  el muchacho NO tenía testamento.

Ahí empezó el problema porque tuvieron que abrir un Juicio de Sucesión Intestamentaria, y  a la fecha el juicio sigue en proceso,  porque como el difunto no tenía hijos ni estaba casado, la ley quiere pasar sus bienes a la Beneficencia Pública y no a sus papás y hermanos. Todo pinta a que ese pleito va para largo.

Desgraciadamente esta situación es muy común en nuestro país; mucho más común de lo que creemos y para muestra, echen un vistazo a los edictos publicados en los periódicos oficiales de los diferentes estados y verán que siempre hay edictos para juicios de ésta índole. Y pensar que todo puede ser arreglado con un pequeño documento llamado TESTAMENTO.

Los mexicanos no tenemos la cultura de preparar el testamento, tal vez puede ser por “miedo” a hablar del tema con nuestros padres, nuestros hijos o nuestr@ espos@, o porque “no tenemos pensado” morirnos, ya que aún nos sentimos muy jóvenes y solo se mueren los viejitos.

Recordemos que nadie tiene la vida comprada y una desgracia puede suceder en cualquier momento

Para aquellos que no saben qué es un TESTAMENTO, se los explicaré a grandes rasgos:

Es un documento legal (respaldado por un notario público), en el cual se especifica la legítima voluntad de una persona sobre cómo quiere que sean dispuestos sus bienes después de su muerte, en pocas palabras, decidimos en vida quién se quedará con qué cosa cuando nosotros ya no estemos en este mundo.

De esa manera nos aseguramos de que nuestros familiares y seres queridos reciban los bienes que nosotros queremos darles y les evitamos problemas.

Hacer un testamento es mucho más sencillo de lo que muchos piensan, ya que los requisitos básicos para elaborarlo son:

  • Nombre completo
  • Estado Civil
  • Fecha y Lugar de Nacimiento
  • Nacionalidad
  • Ocupación
  • Domicilio
  • RFC
  • Señalar herederos, que son los que reciben propiedades a título universal.
  • Señalar legatarios, que son a los que dejas algún bien determinado o específico.
  • Señalar un albacea, que es el que se encargará de administrar los bienes

Aunque tramitar el testamento ante un notario cuesta dinero, la buena noticia es que para facilitarnos las cosas, durante el mes de septiembre los Colegios de Notarios de toda la República Mexicana, así como algunas Notarías Públicas, nos ofrecen este servicio a un costo bastante accesible para que tramitemos nuestro testamento.

El costo normal ronda los 2,400 pesos, sin embargo en Septiembre “mes del testamento” la mayoría de los notarios ofrecen el trámite con hasta un 50% de descuento.

En esta liga podrás conseguir la información de los colegios de notarios de los diferentes estados de la república:  Notarías de México

¿Y tú ya tienes tu testamento o aún no?

Septiembre, mes del testamento y la importancia de dejar todo arreglado was last modified: agosto 31st, 2016 by Alejandro M.