Mi experiencia con la Tarjeta Inteligente IUSA de CFE.

En esta ocasión, quiero compartirles mi experiencia personal con la Tarjeta Inteligente IUSA de CFE. Para aquellas personas que no sepan de lo que estoy hablando, les haré un breve resumen.

A partir del 2009, Comisión Federal de Electricidad comenzó a instalar medidores digitales en los contratos nuevos y cambios de   medidor. Estos medidores ya no cuentan con el disco clásico que traían los medidores análogos, sino una pantalla digital donde muestra el consumo del usuario, además de unos LEDs de colores verde y rojo que indican al usuario el correcto funcionamiento del mismo. 

En el 2011, se inició la implementación de un sistema de prepago con una tarjeta magnetíca que proporciona la compañía IUSA y fue en la ciudad de León, Guanajuato donde inició con 2 modalidades: Prepago y Postpago (como en los celulares). A finales del 2013 comenzó a implementarse en  Monterrey y Guadalajara y a partir de este 2014 en el D.F. y el Estado de México, así como otras ciudades del país.

Ahora, les contaré como fue mi historia.

tarjetaIUSAEn noviembre de 2013, un sábado, toca a mi puerta un muchacho que trae un gafete de la Comisión Federal de Electricidad, pregunta por el dueño de la casa y le confirmo que soy yo, me indica que a partir de ese momento los recibos de luz ya no llegarán a mi domicilio y que la única forma de pago será por medio de la tarjeta Inteligente. Ante ese argumento, pues lo único que pude contestar es “Adelante, pues si así va a ser, pues indícame qué debo hacer”. Me entregó una hoja tamaño media carta donde tenía que poner mi nombre, mi domicilio y mi firma donde indicaba que aceptaba el cambio de modalidad en mi medidor, mientras el, con un Iphone, procedía a tomarle foto a mi medidor y a la tarjeta que me iba a entregar para hacer la activación. El proceso no duró más de 10 min y me hizo entrega de mi tarjeta y del manual del usuario de la misma y ahí me indica que el cobro de mi consumo de energía eléctrica se haría ahora mensualmente y no bimestralmente como normalmente se hacía y me pidió elegir entre 4 fechas disponibles la que mejor se acoplara para hacer mis pagos.  Elegí el día 15 de cada mes para el corte y me indica que en ese caso a partir del día 16 podría tomar la lectura del medidor con la tarjeta e ir a pagar a cualquier cajero de CFE y eso fue todo.

No pasó ni una semana cuando me entero en el noticiero local de que el dichoso cambio de modalidad de pago NO ES OBLIGATORIO, es decir, yo pude haber dicho que no quería ese servicio y comoquiera mis recibos seguirían llegando a mi domicilio. Al enterarme me molesté un poco; pero, como me gusta la tecnología, pues decidí probar para ver cuáles eran las ventajas y desventajas de tener la dichosa tarjeta y comparar ambos servicios. Conté con el servicio de la tarjeta desde noviembre del 2013 hasta marzo del 2014 (4 meses). A continuación les enumeraré las ventajas y desventajas de esta modalidad de pago según lo que pude observar:

VENTAJAS

–    Si vas a salir de la ciudad por un periodo prolongado de tiempo puedes cortar completamente el servicio de energía eléctrica en tu domicilio y reestablecerlo cuando regreses.

–    Si se corta el servicio de energía eléctrica en tu domicilio por falta de pago, puedes reestablecerlo tú mismo colocando tu tarjeta inteligente sobre el medidor una vez que hayas pagado.

 

DESVENTAJAS

–    El pago puedes hacerlo ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE en los cajeros automáticos de CFE y SIEMPRE llevando la Tarjeta Inteligente contigo.

–    Si tenías domiciliado el pago de tu servicio de energía eléctrica con alguna tarjeta de débito o crédito, éste se pierde.

–    NO PUEDES consultar el consumo anterior (y de hecho ni el consumo actual) en la página de CFE.

–    Si haces el pago y por error o descuido se te olvidó colocar la tarjeta inteligente sobre el medidor después de hacer el pago se cortará el servicio a los 10 días posteriores a tu fecha de corte SIN EXCEPCION. Sin embargo, para reactivar el servicio, basta con poner por 15 seg la tarjeta inteligente sobre el medidor para reestablecerlo (siempre y cuando se haya hecho el pago correspondiente).

–    Si dejas tu tarjeta inteligente sobre el medidor de luz por más de 15 seg se corta completamente el servicio de energía eléctrica. Para reestablecerlo, solo basta con volver a dejar la tarjeta sobre el medidor durante otros 20 seg.

–    El pago del servicio de energía eléctrica ES MÁS COSTOSO en esta modalidad que pagando con recibo.

Sobre éste último punto en particular, CFE indica que no es cierto, que el costo de la tarifa de pago con tarjeta inteligente que con recibo normal es exactamente el mismo, pero como me gusta hablar con fundamentos, les anexaré el detalle histórico de los pagos que hice con recibo de luz y con la tarjeta inteligente para que ustedes vean la diferencia. Los pagos que hice con la tarjeta vienen identificados con la leyenda “Estimada” en la columna Tipo.

Puedo decirles que pagaba por mes casi lo mismo que pagaba bimestralmente. Al regresar al pago con recibo, las tarifas se normalizaron y mi último recibo me llegó por $287 pesos, lo que indica un promedio de alrededor de $143 por mes.

Hay algo más que noté y que al menos he confirmado que pasó en Monterrey y en León. Anteriormente podías pagar tu recibo de luz en los supermercados (Soriana, Walmart, HEB, Bodega Aurrerá, etc.) sin ningún cargo o comisión extra. A partir de que se implementó esta modalidad de pago, los supermercados comenzaron a cobrar una comisión que va desde los $8 hasta los $12. Sin embargo, aún no he podido verificar sin en las demás ciudades del país donde ya está implementado esta forma de pago pasa lo mismo. Si nuestros lectores tienen más información, nos gustaría que nos ayudaran a complementar.

¿Y a ti cómo te ha ido con la tarjeta Inteligente IUSA de CFE? Compártenos tu experiencia.

Mi experiencia con la Tarjeta Inteligente IUSA de CFE. was last modified: febrero 10th, 2017 by Alejandro M.