Usar la tarjeta de crédito de otra persona NO está permitido

Usar la tarjeta de crédito de otra persona es algo que NO puedes hacer, al menos no de forma legal; de hecho la única opción 100% permitida es por medio de una Tarjeta Adicional que el Titular autorice ante el banco para ser ligada a su linea de crédito. Por eso es importante saber que todas las lineas de financiamiento para las Tarjetas de Crédito, te permiten tener dos tipos de tarjetas que indicamos a continuación:

Tarjeta del Titular: Es el plástico manejado por el que solicitó la tarjeta originalmente y el que tiene la linea de crédito autorizada por el banco o financiera; solo puede haber una tarjeta titular.

Tarjetas adicionales: Son las personas que el Titular de la cuenta autoriza para que reciban y utilicen una tarjeta de crédito ligada a su propia cuenta; todas sus compras se van a ir sumando al saldo deudor de la cuenta del Titular, y puede haber 1, 2, 3, 4 ó  mas tarjetas de este tipo (la cantidad máxima depende de las políticas de cada institución). Es importante saber que por cada  tarjeta adicional, el banco cobra una anualidad, adicional a la del Titular.

Así que si quieres que otra persona pueda usar tu tarjeta de crédito, puedes otorgarle una Tarjeta Adicional, para no tenerle que entregar tu plástico con todos tus datos personales, claves de acceso, caducidad, firma, código de Seguridad y tu límite de crédito disponible.

Si otra persona tiene tu tarjeta de crédito, podrá comprar todo lo que quiera (hasta agotar el límite de crédito o cuando el banco considere que son compras atípicas y su departamento de prevención de fraudes considere que “algo anda mal” con la tarjeta).

Recuerda que aunque la compra la haya hecho otra persona, ya sea con tu tarjeta o con una adicional, Tu serás el responsable de pagar, y en caso de que quien la usó no quiera o no pueda pagar, legalmente eres responsable de la deuda ante el banco.

¿Qué sucede cuando otra persona usa mi tarjeta de otra persona con mi autorización? Incluso con el permiso del titular de la cuenta, esto va en contra de las reglas del emisor de la tarjeta, por lo que el titular está haciendo algo ilegal.

Además de las desventajas y riesgos que ya comentamos, debes considerar que el SAT está monitoreando las tarjetas de crédito, y si tus pagos  superan tu ingreso mensual declarado ante Hacienda, podrías caer en Discrepancia Fiscal y recibir una Carta Invitación del SAT para que pagues impuestos o expliques de dónde sacaste el dinero adicional para pagar las deudas de tu tarjeta de crédito.

No es cosa menor y por  eso te invito a leer “Discrepancia Fiscal” y “Préstame tu crédito“.

Se que muchas personas lo hacen, especialmente con la familia cercana pero tiene un alto riesgo, tanto con Buró de Crédito, como con el banco y hasta con el SAT.

Usar la tarjeta de crédito de otra personaOtra consecuencia de prestar una tarjeta de crédito es que no podrás justificar el atraso en tus pagos exponiendo que le prestaste la tarjeta a alguien y aún no te pagan; Tú deberás responder, mientras no sea reportada como robada.

 

 

Usar la tarjeta de crédito de otra persona NO está permitido was last modified: septiembre 10th, 2019 by Antonio H.