Usar la tarjeta de crédito de un Fallecido es peligroso

Usar la tarjeta de crédito de un fallecido es algo posible pero es ILEGAL: es frecuente encontrarse una persona que tiene tarjeta de crédito y que decide dar tarjetas adicionales a su esposa y a sus hijos; todos la utilizan sin mayor problema, ya que el consumo lo van pagando de forma  oportuna cada mes. Pero por desgracia “nadie sabe ni el día ni la hora” en que partirá de este mundo, y cuando quien muere es el titular de la tarjeta, lo correcto es que se de aviso al banco, anexando copia CERTIFICADA del acta de defunción y entregar las tarjetas (titular y adicionales), para destruirlas y proceder a cancelar la cuenta.

En  la práctica, no son pocas las personas que deciden NO dar aviso de la muerte del titular y continuar utilizando su tarjeta adicional y pagando oportunamente lo que consumen para no tener problemas.

También se da el caso de que usan la tarjeta de crédito de un fallecido durante muchos meses e incluso años; aunque es algo que no debería ser, mientras paguen de forma puntual lo que se consuman cada mes, el banco no se dará cuenta y no habrá problema.

Hay que saber que todas las tarjetas de crédito tiene un seguro de vida que cancela el saldo deudor de todas las tarjetas ligadas a la cuenta: tanto la del Titular como las Tarjetas adicionales. Siempre y cuando NO la hayan usado con fecha posterior de la muerte del Titula.

Cabe aclarar que el seguro de vida que cancela el saldo aplica si se cumplen 3 condiciones:

  • La tarjeta NO tenga mas de 1 mes de retraso en el pago mensual (aunque sea el pago mínimo).
  • No haya compras de fecha y hora  posterior a la muerte del Titular de la tarjeta.
  • El trámite de cancelación y aplicación del seguro se haga notificando al Banco antes de 180 días de la muerte del titular

La situación se complica cuando muere el titular y se siguen usando las tarjetas adicionales y/o la del titular, y con el paso del tiempo no pudieran seguir cubriendo al menos el pago Mínimo. En ese caso empezarán a buscar al deudor (el Titular) y en cuanto les digan que murió, el banco podría iniciar una investigación y darse cuenta que después de la fecha de su fallecimiento, se siguieron usando las tarjetas para realizara compras.

En ese momento, la deuda pasará a ser de las personas que estén como adicionales y hayan hecho uso de tu tarjeta después de la fecha de muerte del titular de la tarjeta. NO aplica el seguro de vida!!!!

Por otro lado, el banco podría iniciar una acción legal contra las personas que hayan utilizado la tarjeta del titular después de la fecha de su muerte, ya que se podría configurar un fraude contra el acreedor, y eso SI amerita Cárcel al ser un proceso de carácter Penal.

Por eso te invito a NO usar la Tarjeta de Crédito de un Fallecido; es mucho mejor cancelar la tarjeta de forma oportuna, tal como indicamos en el artículo “Cancelar la tarjeta de crédito de un fallecido“.

usar la tarjeta de credito de un fallecidoTengan cuidado y no caigan en la tentación; en todo caso es mejor solicitar una nueva tarjeta a su nombre y no seguir  usando la linea de crédito de una persona que murió.

El riesgo es alto y las consecuencias pueden ser peligrosas.

Usar la tarjeta de crédito de un Fallecido es peligroso was last modified: septiembre 10th, 2019 by Antonio H.