Huellas digitales para autorizar créditos

Para llegar al uso de huellas digitales para autorizar los créditos, los bancos se han apoyado en las nuevas tecnologías, ya que la información fluye mucho más rápido que antes; es por eso que, por ejemplo, se logran autorizaciones o rechazos en las tarjetas de crédito de forma inmediata, sin necesidad de llamar al banco para que un ejecutivo confirme si la tarjeta de crédito es válida o no, o si  tiene fondos suficientes para poder realizar el pago en el comercio donde el cliente está comprando algo.

Haciendo un poco de historia, les comparto a los lectores jóvenes, que antes las personas que atendían las cajas de los negocios, tenían un librito donde se revisaba si la tarjeta que presentaba el comprador era válida o si tenía un reporte de robo o cancelación. Si la tarjeta aparecía en el librito se rechazaba de inmediato, pues el librito indicaba las tarjetas con problemas; pero si no aparecía, el cajero debía decidir si aceptaba o no la tarjeta sin preguntar, básicamente dependiendo del monto a comprar.

Las tarjetas NO se pasaba por una terminal electrónica, sino que se hacía un voucher manual, con papel calcante para que la comprador firmara la copia del negocio y la otra se le entregaba al cliente.

Cuando el monto era significativo y la tarjeta no aparecía en su librito, el cajero llamaba al banco por teléfono, para que un ejecutivo validara si la tarjeta tenía suficiente límite de crédito para hacer la compra o no; una vez que le decía que si podía aceptar la compra, le daba un número de autorización, para que lo anotara en el voucher. Si el ejecutivo del banco decía que no la autorizaba, el molesto cliente pedía hablar con el responsable del banco para aclarar.

Todo este proceso tomaba varios minutos y retrasaba las colas de las tiendas, en especial en los autoservicios. Era muy común que los clientes, que estaban en la fila, pusieran mala cara cuando veían que alguien que traía muchas cosas en su carrito y quería pagar con tarjeta de crédito, pues sabían que tardaría mucho tiempo en la autorización de la compra.

Así de engorroso era el proceso, pues además de todo, les pedían alguna identificación oficial que principalmente era la licencia, pues en aquel entonces no existía el IFE y mucho menos INE, ya que nadie traía un pasaporte dentro del país para identificarse.

Con la tecnología las cosas se hicieron mucho más rápidas, especialmente en la autorización de tarjetas de crédito, pero también en el Vo.Bo. para dar nuevos créditos o hacer un traspaso de un banco a otro. Por desgracia, esa facilidad tecnológica está siendo aprovechada por los delincuentes para robar de forma más rápida y sin tener que sacar un arma.

Mientras los bancos buscan cómo evitar los robos, los delincuentes piensan cómo romper esos candados; tristemente los afectados son los consumidores.

Luchando contra ese tiro de robo, la Comisión Nacional Bancaria y de valores ha instruido a los bancos para que sea obligatorio el uso de huellas digitales al solicitar nuevos créditos; como un filtro adicional que garantice que el solicitante es quien dice ser. Ya es que es ahí donde más robos está habiendo, cuando un delincuente se hace pasar por una persona a la que le robó su identificación o su tarjeta de crédito; comúnmente llamado Robo de Identidad.

Los bancos deberán tener su propia base de datos con las  huellas digitales de sus clientes para verificar su identidad y frenar con ello la suplantación de identidad, al comparar la huella contra el registro del Instituto Nacional Electoral (INE).

Por eso será muy importante que todos los empleados del banco también registren sus propias huellas digitales, para evitar que puedan hacerse pasar por un cliente y usen sus  propias manos para liberar nuevos créditos o hacer traspasos no autorizados personalmente por los clientes. Es una sospecha generalizada que empleados de los bancos tienen mucho que ver en algunos robos.

De esta forma la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), obligará a los bancos a que antes de autorizar un crédito, el cliente presente al menos dos identificaciones: una identificación física como credencial de elector, pero además su huella digital.

Recordemos que aunque te pueden robar la credencial o la tarjeta de crédito, no hay forma d que te roben las huellas digitales. Adicionalmente, se prohibirá autorizar créditos en los lugares que  no cuenten con sistemas para la verificación de las huellas dactilares.

Los bancos tendrán invertir mucho dinero para poder capturar las huellas digitales de todos sus empleados y sus clientes, tal vez sea engorroso, pero me parece que es una buena idea que ayudará a reducir los robos de identidad.

Es verdad que algunos bancos ya utilizan este sistema e incluso verifican la información con las huellas digitales que se encuentran en la base de datos del Instituto Nacional Electoral (INE), pero NO todos los bancos lo tienen disponible aún… pero pronto será obligatorio para todos.

Huellas digitales para autorizar créditos was last modified: julio 18th, 2017 by Antonio H.